To top
18 Sep

Marcas líderes prohíben modelos exageradamente delgadas en su imagen

Marcas líderes prohíben modelos exageradamente delgadas en su imagen

Hace unos días se anunciaba que marcas como Dior, Gucci, Louis Vuitton dejarían de usar este tipo de modelos en sus desfiles. Tampoco usaran menores de 16 años para promocionar productos para adultos, esto no solo incluye los desfiles si no también las sesiones fotográficas.

Después de años de polémicas estas marcas lideres lanzan el 6 de septiembre del presente año un código ético el cual deberá de ser seguido en todo el mundo en el cual se comprometen a lo ya antes mencionado.

En el mundo de la moda la imagen de dichas modelos siempre ha sido un tema de controversia sobre todo cuando se populariza el canon de belleza natural donde miles de mujeres con ayuda de sus redes sociales le dicen al mundo que tener curvas esta bien y es natural en respuesta a retos peligrosos que se popularizaron como el reto de la hoja A4.

O como este otro reto viral también originado en China conocido como el RETO DEL OMBLIGO, que muestra delgadez extrema, esta consistía en tomarse una foto rodeando la cintura con el brazo y tocando su ombligo para comprobar si se estaba lo suficientemente delgada.

Sin duda ver este tipo de retos nos hace pensar que debemos de promover más la aceptación de nuestros cuerpos,  en nuestra profesión esto es un tema delicado ya que muchas veces como diseñadores de modas buscamos lo más aproximado a nuestros figurines estilizados reconociendo que  están muy alejados de las proporciones reales de una persona y no es que el realizar una técnica de ilustración estilizada promueva prácticas en contra de la salud, siempre tenemos que tener en claro para que clase de mujer diseñamos.

En DM  nos hemos enfrentado a estas criticas por parte de muchas personas que observan modelos que a su percepción son muy delgadas y se nos ha pedido en más de una vez retirar dichas fotos, lo cual nos ha resultado difícil y esto es mi opinión personal: me pierdo en el diseño, telas y colores que dejo de notar a la modelo y sabemos que el diseñador es el primero que debe de fomentar  la aceptación de un cuerpo femenino, ojo esto no debe de convertirse en un pretexto para descuidar tu cuerpo ya que todos los extremos son malos.

Así que esto se vuelve un compromiso sin precedentes adoptado por dos grandes grupos de marcas de lujo  del mundo en las vísperas del Fashion Week New York.

“Queríamos actuar rápidamente y golpear fuerte, para que las cosas avancen y tratar de incitar al máximo al resto de representantes de la profesión a seguir nuestro ejemplo”, dijo a la AFP el presidente de Kering, François-Henri Pinault.

Antoine Arnault, miembro del consejo de administración de LVMH e hijo del presidente Bernard Arnault, aseguró que este código ético destinado a garantizar el “bienestar” de las modelos “cambia de verdad las cosas”.

Los compromisos van más allá de las disposiciones legales sobre las modelos que entraron en vigor en Francia en mayo pasado.

El nuevo reglamento prevé por ejemplo que el certificado médico que deben presentar las modelos para ejercer la profesión —basado sobre todo en su índice de masa corporal (IMC)— tenga menos de seis meses, mientras que la ley vigente permite una validez de hasta dos años.

Ambos grupos dejaran también de contratar a modelos menores de 16 años.

“Ha habido abusos”, admitió Arnault. “Para mí es algo absolutamente intolerable: una chica de 15 años no tiene la experiencia necesaria para afrontar el difícil mundo de la moda y el hecho de ser modelo”, explicó este responsable, casado con la modelo Natalia Vodianova.

La juventud de las modelos ha sido a menudo blanco de polémica, como en 2015, cuando una israelí de 14 años, Sofia Mechetner, desfiló para Dior.

Sofia Mechetner by Dior

El pasado marzo, Karl Lagerfeld estimó que con 15 años no se era demasiado joven para desfilar, después de que sobre la pasarela de Chanel se paseará la adolescente Cara Taylor, que también ha trabajado para otras marcas de lujo como Valentino y Saint Laurent.

American model Cara Taylor presents a creation by Chanel during the women’s Fall-Winter 2017-2018 ready-to-wear collection fashion show at the Grand Palais in Paris on March 7, 2017.
Chanel led out its space-themed Paris fashion week show with Taylor a 15-year-old model days after an unnamed big brand was criticised for “trying to sneak 15-year-olds” onto the catwalk. With the fashion world shaken by the row over the alleged mistreatment of scores of models at a “cattle call” casting for Balenciaga, Chanel designer Karl Lagerfeld denied that the athletic American teenager Cara Taylor was too young to be on the runway.
/ AFP PHOTO / Patrick KOVARIKPATRICK KOVARIK/AFP/Getty Images

El código ético define además las condiciones de trabajo de las modelos, particularmente de las más jóvenes —entre 16 y 18 años— y las “situaciones de desnudez o semidesnudez”, para las que se tendrá que contar con el total acuerdo de la interesada.

Con esto las empresas afirman el respeto a la dignidad de hombres y mujeres, como parte de sus valores centrales y que esto solo es el principio de algo para llegar más lejos. Otra vez vemos de nuevo que las marcas quieren formar parte de un cambio que seguramente no se vera como reflejo inmediato en la sociedad pero que pretende llegar a dar frutos.

Prevé además que tengan un “acceso a una comida y a bebidas adaptadas a sus necesidades alimenticias” y que dispongan de un “lugar reservado” para cambiarse, “sobre todo cuando se hallan en el exterior”.

La Fashion Week parisina del pasado marzo estuvo marcada por la controversia desatada por el director de casting James Scully, que denunció las condiciones de un casting para Balenciaga realizado por una agencia competidora, a la que acusó de haber tratado de forma “sádica y cruel” a unas jóvenes que fueron forzadas a esperar varias horas en la escalera de un edificio.

La aplicación de estas reglas será supervisada por un comité de seguimiento instaurado por ambos grupos.

“Los presidentes de las marcas de mi grupo velarán porque las medidas sean aplicadas en todas partes. Una marca que no se conforme al código ético deberá rendirme cuentas”, advirtió François-Henri Pinault.

Kering posee las marcas Gucci, Bottega Veneta, Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen, Christopher Kane y Stella McCartney, mientras que LVMH cuenta con Dior, Vuitton, Givenchy, Céline, Kenzo, Fendi, Loewe, Berluti y Pucci.

En el mundo de la moda no queremos ver más casos como el de Isabelle Caro fallecida en el 2010 que fue una fuerte imagen en la campaña en contra de la anorexia y que sin duda nos deja una lección.

Muchas veces vemos campañas de esta índole dirigidas hacia el mercado, para aquellas mujeres que son consumidoras de moda, cuando también es sumamente importante hacer reflexionar  a los estudiantes y profesionales de la moda, recuerdo en mis épocas como universitaria cuando hacíamos selección de modelos profesionales tenia un tutor que se enojaba si le llevaba modelos gordas, que gordas para el, eran mujeres con caderas anchas y piernas pronunciadas a mi me parecían bellas pero en fin mi falta de conocimiento y mi juventud como diseñador muchas veces me orillaron a seguir estas normas y a creer que realmente estaban gordas y yo más.

Hagamos de la moda nuestra segunda piel, una piel que no nos duela usar, que nos haga sonreír y amar nuestro cuerpo, respetar el de los demás, cuidarnos y estar sanos para disfrutar de nuestra vida sin complicaciones que no superen el no se que usare hoysin que sea significativo, aprendamos a ver más lejos antes de seguir modas absurdas, empecemos a ver más  que el vestido, en mi opinión personal una de nuestras tareas como creadores de moda también debe de ser el ser creadores de seguridad, mujeres que se amen sobre todas las cosas, esa es la visión de DM en la moda.

 

 

Coraline Suárez
No Comments

Leave a reply